Hace ya muchos años que el primer grupo de niñas y niños llegó desde los campamentos saharauis a Euskadi a pasar el verano. Desde entonces la coordinación del programa Oporrak Bakean ha ido cambiando, pero las causas por las que se puso en marcha siguen vigentes y la acogida temporal de estos y estas menores es más necesaria que nunca.

Los objetivos que persigue el programa Oporrak Bakean son los siguientes:

Objetivo general: acoger temporalmente en familias vascas o albergues a niñas y niños saharauis de entre 10 y 12 años residentes en los campos de población refugiada de Tinduf.

Esta acogida se fomenta por las siguientes razones:

  • Alejar a los y las menores de las duras condiciones del desierto durante los meses de verano (temperaturas de más de 55ºC, tormentas de arena…).
  • Mejorar la salud de las y los menores a través de una alimentación equilibrada, ingesta de cinco comidas al día, alimentos frescos, verduras, fruta, proteínas…
  • Realizar revisiones médicas básicas y atender los posibles problemas de salud difíciles de detectar y tratar en los campamentos: problemas de visión, oído, salud bucodental…
  • Facilitar que las niñas y niños saharauis conozcan una cultura y un idioma nuevo, y una realidad diferente a la de los campos de refugio.
  • Sensibilizar a la sociedad vasca sobre la situación del Sahara Occidental y Pueblo Saharaui.
  • Fomentar e impulsar el acercamiento entre la sociedad saharaui y la sociedad vasca.

 

El número total de niñas y niños saharauis que han pasado el verano en Euskadi ha variado durante los últimos años. El objetivo es dar la bienvenida a 400 niñas y niños.

Cerrar menú