Participar en el programa Oporrak Bakean es muy beneficioso para las niñas y niños saharauis, tanto por la mejora de su salud como por la experiencia y conocimiento adquirido, pero también lo es para las familias vascas que participan. Entre otros aspectos, estos son los aspectos que más destacan quienes han participado:

Beneficios para las niñas y niños saharauis:

  • Mejoran su estado de salud, gracias a la alimentación y a las revisiones médicas.
  • Conocen una realidad diferente a los campos de población refugiada.
  • Realizan nuevas actividades, imposibles de realizar en su lugar de residencia, mejorando sus capacidades personales y oportunidades de futuro.
  • Aprenden una nueva lengua (o dos).
  • Hacen nuevas amigas y amigos con quienes mantienen una relación duradera.
  • Tienen una segunda familia, la primera en el Sahara, la nueva en Euskadi.

Beneficios para las familias vascas:

  • Disfrutan de un verano inolvidable (o varios) con un miembro más en la familia.
  • Tienen la oportunidad de viajar a los campamentos para conocer a la familia de la niña o niño que han acogido, y pasan a tener una segunda familia en el Sahara.
  • Las niñas y niños de las familias vascas aprenden a gestionar la diversidad y fomentar valores como la solidaridad y la empatía.
  • Conocen una realidad diferente y conviven con una nueva cultura.
  • Descubren una nueva forma de afrontar las situaciones de la vida y aprenden a relativizar los problemas.
  • Conocen de primera mano la situación del Pueblo Saharaui y se convierten en portavoces de su injusta situación.
Cerrar menú